La estatua indecente de San Miguel y su posible significado

La secta modernista, principalmente después que ha triunfado en el latrocinio Vaticano II, nunca deja de promover la destrucción del catolicismo. En los últimos días, hemos tenido una ola de mala noticias.

Una de ellas, fue el ultraje a Dios y al grande príncipe de la milicia celeste cometido cuando Francisco, en la presencia de Benedicto XVI, ha inaugurado, en los jardines del Vaticano, una estatua indecente en la cual, se pretiende, estaría representado San Miguel Arcángel. Pero, al contrario de las piadosas imágines, en esta profanación el ángel está representado desnudo y en una posición que la calificamos extraña, por no decir algo peor. El sítio Non-possumus ha traducido y publicado una crítica muy buena, indicando un posible significado, así que la recomendamos a nuestros lectores.

Los sítios realmente tradicionalistas han repudiado este nuevo acto de profanación de nuestra santa religión. En cambio, aquelles que praticamente han abandonado la lucha, tan solo han noticiado el acontecimiento como si fuera cosa normalíssima. Me refiero a la asociación Montfort, que ha publicado la noticia sin escribir una sola frase de condenación (El texto está en portugués, pero no es más que la simple transcripción de lo que ha escrito Radio Vaticano, y en español se puede leer aquí). Es a esto que se llega quienes se entregan al legalismo. Tanto han proclamado que Benedicto XVI era el “papa de la restauración”, que han dejado de ser un grupo de católicos tradicionales para ser un simple “club de fans” que aplaude todo lo que su ídolo hace. Es lo que he afirmado en lo último artículo, estamos nadando contra una fuerte corriente. Quien para de nadar, es arrastrado.

Para finalizar, quiero expresar aquí el más absoluto repudio a esta afronta al grande Arcángel San Miguel, príncipe de la milicia celeste, y todo mí desagravio.

Sancte Michael Archangele, defende nos in praelio!